Colección Alicia Carmen Brudaglio

Una nueva biografía y colección familiar ponemos en valor para toda la comunidad. Se trata de la Colección de fotografías familiares de  Alicia Carmen Brudaglio, nieta del polifacético inmigrante italiano, el docente Ludovico Brudaglio de destacada participación social a principios del siglo XX en las localidades pampeanas de Victorica, Realicó y General Pico.
El trabajo es producto de una tarea en conjunto entre la Fototeca Bernardo Graff y la Sra. Alicia Carmen Brudaglio y consiste en la presentación de una nueva biografía escrita por la Sra. Brudaglio en base a una autobiografía  legada de su abuelo, un documento original manuscrito de 266 páginas. La propuesta se completa con una colección de fotografías familiares de gran calidad, que representan los aspectos  íntimos y artísticos de Ludovico Brudaglio.
Los trabajos presentados complementan al Álbum Brudaglio,  compendio de imágenes que documenta la historia de General Pico desde su fundación en 1905 hasta 1915, fecha de publicación. Este álbum gráfico es considerado fundamental para conocer los momentos fundacionales de esa localidad del norte pampeano.

Publicaciones relacionadas

Album Brudaglio (General Pico 1905 – 1915)

Ludovico Brudaglio (Biografía)

Anuncios

Llegada del gobernador José Luro a La Pampa, año 1900

Compartimos con ustedes, esta publicación periodística de la revista Caras y Caretas, publicada en el año 1900,  sobre la llegada del gobernador José Luro a La Pampa. El artículo es producto de un relevamiento realizado  por  el genealogista e investigador,  Ing. Rubén Gómez Luna y para facilitar su lectura y difusión, ofrecemos la transcripción completa de la nota.

Caras y caretas – 27 de enero de 1900 –

“De La Pampa Central

La llegada del nuevo gobernador

 El recibimiento hecho al Dr. José Luro, nuevo gobernador de la Pampa Central, los trabajos seguidos en Buenos Aires por una comisión de vecinos de General Acha, trabajos encaminados a que se conservase dicho punto como residencia del gobernador del territorio, y el arresto del General Pico,  antecesor del Sr. Luro en el cargo que éste desempeña hoy,  han hecho fijar las miradas de todos en esas lejanas regiones, que progresan con pasmosa rapidez.

Un antiguo fortín, destinado a detener las invasiones de las hordas salvajes, dio origen a General Acha, capital de la gobernación. Cuenta con seis mil habitantes, y tiene en la explotación agrícola su principal fuente de riqueza; en la actualidad se hallan allí destinadas 2.500 hectáreas al cultivo de la alfalfa y 500 al del trigo. El movimiento comercial fluctúa  entre dos y medio y tres millones de pesos, cantidad por que giran en conjunto sus ciento veinte casas de negocios. Entre los edificios públicos pueden contarse la iglesia, la dos escuelas, el colegio de los padres salesianos, el banco y la municipalidad. La casa de gobierno y la cárcel se hallan en construcción todavía..

Santa Rosa de Toay, pueblo que en corto espacio de tiempo ha progresado de manera notable, fue fundando por el señor Tomás Mason, en terrenos de su propiedad. Nacido ayer este nuevo centro de población, es hoy punto de residencia de 12.000 habitantes; su comercio gira por valor  de un millón y medio de pesos anuales, y en el año 1899 poseía  10.000 hectáreas sembradas de trigo, 50.000 de maíz y 40.000 de alfalfa. Santa Rosa de Toay contiene en su recinto dos colegios, en los que pueden  recibir educación 200 alumnos; iglesia, casa municipal, registro civil,, juzgados, hospital y otros diversos edificios públicos. La Sociedad Rural se halla instalada en un pabellón 30 metros por 18,  con entrepisos para granos  y un área de 10 mil metros, destinado al ganado lanar.

Toay, distante sólo dos leguas de Santa Rosa, fue fundado hace apenas tres años por el Sr. Juan G. Brown y cuenta ya con cuatro mil habitantes.

Estos escuetos datos estadísticos, los únicos que nos permite la escasez de espacio, creemos que darán a nuestros lectores una idea de la importancia, la riqueza y el progreso de la Pampa Central y de las poblaciones que se disputan el rango de ciudad capital.

Como detalle curioso, y que a muchos ha de interesar, hacemos notar que en Toay existe un Penadés femenino, la señora María Dorrego, buena moza, cuyas lindas manos han devuelto la salud a muchos enfermos. Esto convierte al pueblo en una romería incesante, pues a él acude en busca de salud la gente de veinte leguas a la redonda.

Por esta causa  en Toay la antigua frase de cortesía: Beso a Ud. la mano no es una formula vacía, sino que tiene un sentido real y efectivo cuando se refiere a la señora Dorrego.

Fot. De Caras y Caretas”

Colección Noemí Monmany (Santa Rosa – 1910 – 1940)

Familia Badía, entre lo público y lo privado (décadas 1910 – 1920)

 Los miembros de la familia encabezada por Luis Badía, primer farmacéutico diplomado en radicarse en Santa Rosa alrededor del 1900, a poco de llegar ya destacaban como activos participantes de la construcción social de la nueva población.
Involucrados en la mayoría de las flamantes instituciones locales como la Sociedad Española; Damas de Caridad; Sociedad Hermana de los Pobres y otras, dejaron sus nombres grabados en la historia de la ciudad.
En ése contexto, la familia llevó un importante registro fotográfico de su entorno íntimo y de sus miembros en espacios públicos y privados que hoy nos permiten reconstruir, además de sus vidas,  la Santa Rosa de las primeras décadas desde su fundación.
Compartimos aquí parte de ésa colección gracias a la gentileza de la Sra. Noemí Monmany, bisnieta de Luis Badía y María Vila, custodia de las fotografías originales.