Este artículo forma parte de un trabajo más amplio sobre la fotografía y los fotógrafos pioneros en la capital de La Pampa. Durante ocho años investigamos imágenes y documentación en archivos oficiales y particulares, museos y colecciones, tanto dentro como fuera de la provincia y realizamos numerosas entrevistas a descendientes de los primeros fotógrafos. Este primer capítulo fue publicado en el suplemento cultural Caldenia, del Diario La Arena en la edición del día 22 de Abril de 2012, con motivo del 120 aniversario de la ciudad de Santa Rosa.

MAROSTICA HNOS.  Primer serie fotográfica de Santa Rosa – 1895

Los hermanos Marostica estaban tempranamente radicados en la ciudad de La Plata y son considerados pioneros de la fotografía en la capital bonaerense. Tenían su estudio en la zona de convergencia más importante de la floreciente burguesía platense, afecta, entre otras cosas, a paseos dominicales por la Plaza de la Legislatura.

El comercio, en 1895, era operado por José Marostica, italiano, de 38 años, casado con una española de apellido Carbonell, con cuatro hijos de muy corta edad y Luis Marostica, de 30 años, también italiano y soltero.

Es posible que Luis, el menor de los dos hermanos, por su condición de soltero, es decir, sin las responsabilidades familiares de José, haya sido quien viajó a Santa Rosa y sea el responsable de ésta producción fotográfica.

Si tenemos en cuenta la distancia desde el lugar de residencia y las adversidades del trayecto final a cubrir (el tren solo llegaba hasta Trenque Lauquen), la plaza comercial que explotaban y el prestigio profesional con que contaban en la ciudad de La Plata, no hay ninguna razón para adentrarse a un desierto pobre apenas habitado por ochocientas almas a cambio de una rentabilidad dudosa. Es evidente que no se trataba solo de un fotógrafo itinerante que vino a probar suerte.

Por el estilo de las imágenes se desprende que la presencia de Marostica obedece a un encargo institucional y que el trabajo tenía un destino mayor que solo un álbum de recuerdos para el fundador o los primeros pobladores.

Los planos generales muy abiertos se diferencian de las típicas tomas de época que comúnmente  suelen verse, generalmente, una casa de comercio.

Las fotografías de ésta serie, por el contrario, evitan deliberadamente ése protagonismo y priorizan la generalidad, es decir, la idea es mostrar al pueblo por sobre los  intereses particulares. Esto, sin dudas, es lo que demuestra el verdadero motivo de la radicación temporaria del fotógrafo en Santa Rosa.

Todo indica que la serie pudo haber sido realizada para presentar ante las autoridades ferroviarias a fin de persuadirlos de extender el ramal hasta Santa Rosa. Una población sin tren, mal podría aspirar a convertirse en capital.

La otra posibilidad, aunque aparece como menos probable, es que fueran usadas durante la disputa (Julio / agosto de 1895) con Benito Villanueva, representante de Toay, por la cabecera departamental ante el gobierno nacional.

La presencia de Marostica se puede documentar desde el 25 de mayo de 1895 hasta el 30 de agosto del mismo año, cuando registra la inauguración de la iglesia.

No obstante, algunas fotografías dejan inferir que la estadía del fotógrafo se prolongó un tiempo más, al menos hasta bien entrada la primavera. Incluso, durante los meses de permanencia, también realizó algunos trabajos particulares en las instalaciones de su estudio, como retratos y grupos de familia.

Esta serie, a diferencia de las imágenes que integran La Solicitud de 1902, que fue confeccionada con fotografías preexistentes y de varios autores, tiene la particularidad de haber sido realizada en un breve lapso de tiempo, con una misma intención, por una misma persona y para un fin específico.

Esto nos permite catalogarla como la primer Serie Documental realizada sobre Santa Rosa.

Mientras Marostica fotografiaba un desolado paraje que pretendía urbanizarse, el 28 de diciembre de ése mismo año, en el sótano de un bar de la iluminada París, los hermanos Lumiere proyectaban “La salida de la fábrica” y sorprendían al mundo. Nacía el cine.

 Autores de la Investigación: Guillermo López Castro y Jimmy Rodrígue, responsables de la Fototeca Bernardo Graff del Archivo Histórico Provincial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s