“¡Hay que guardar todo! Domingo “Poroto” (H) Filippin (*)

El 9 de marzo de 2010 tuvimos el privilegio de ser atendidos por Domingo “Poroto” Filippini (H), uno de los más emblemáticos fotógrafos de La Pampa y autor junto a su padre de las históricas fotografías de las cenizas volcánicas de 1932.
 

Acompañados por su hija Estela Filippini, mantuvimos una grata conversación en la que le hicimos entrega de copias de calidad museológica, obtenidas a partir de negativos originales de la colección Filippini, donada en 2008 a la Fototeca Bernardo Graff, del Archivo Histórico Provincial de La Pampa.  Durante el encuentro, “Poroto” desplegó gran parte de sus conocimientos, dando detalles precisos de momentos y técnicas fotográficas utilizadas para la realización de algunas de las fotografías que se le mostraron.
El acceso a “Poroto“ y de su mano a la historia de 85años de fotografía emociona. Pero también despierta admiración y mucha gratitud hacia una generación de fotógrafos, que cómo él, han dejado una profunda huella que anula el olvido. Durante la charla, sus palabras y gestos afables,  nos devolvían imágenes, nos confirmaban nexos, referencias, nos brindaban certeza sobre mucha de las fotografías que estaban en ese momento siendo motivo de estudio. La publicación de esta nota, es ante todo, nuestra  demostración de afecto y agradecimiento para con él y toda su familia. 

Acerca del archivo fotográfico de los Filippini 

Cuando cotidianamente atravesamos distintas épocas, trabajando en la colección, tanto su padre y maestro, Domingo Mauricio Filippini como “Poroto”,  reviven y nos enseñan un orden, un método, una sistematización constante de imágenes celosamente organizadas en su contexto original de creación. Casi podría decirse que fueron absolutamente conscientes del valor documental de su producción y que también llegaría a sobrevivirlos. Nada parece haberse escapado de los objetivos de los Filippini. Sucesos sociales, climatológicos, deportivos y políticos, relevamientos de edificios y casas,  la vida familiar, las escenas urbanas y cotidianas, el comercio y la industria, la fotografía de estudio, el cine y las producciones documentales, componen la luminosa y profunda herencia dejada por ellos.
Pero estas consideraciones no serían justas sino se reconociera también a la totalidad de la familia Filippini, que supo conservar y asegurar para la posteridad este invaluable archivo fotográfico, sin dudas el más importante de La Pampa y  uno de los más trascendentes de Argentina.

(*) Cuando se  le explicaron y mostraron los trabajos de recuperación del archivo Filipppini,  “Poroto” se conmovió y dsparó una afirmación inolvidable para nosotros: “‘¡Muy bien…hay que guardar todo!..”.

Guillermo López Castro  – Jimmy Rodríguez

Articulos relacionados

Biografías de Domingo Mauricio Filippini y Domingo (H) Filippini

Cenizas volcánicas en General Pico (1932)

Colección Filippini (1912 – 1960)

Postales coloreadas a mano (General Pico)

Postales color de General Pico (1960 – 1970)

Anuncios

One thought on ““¡Hay que guardar todo! Domingo “Poroto” (H) Filippin (*)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s