Manuel Dacal (Fotógrafo)

Manuel Dacal

Biografía y comentario de obra

Manuel Dacal, nació en Villa Mirasol en 1921. Con apenas catorce años tomó contacto con la fotografía ingresando como aprendiz a la Casa Maqueira, conocida por sus retratos de galería en Santa Rosa.

Los años en ese estudio fotográfico marcaron su estilo de trabajo. Y al ver sus fotos, es notoria la escuela formalista.

Recién en 1947 abandona la casa en la que se formó profesionalmente para ingresar como fotógrafo a la Policía, donde alcanzó el grado de comisario. Por ser personal técnico, jamás vistió el uniforme.

A finales de 1965 deja la institución policial y pasa a la Dirección de Prensa de Casa de Gobierno convirtiéndose en el primer fotógrafo oficial que tuvo el Gobierno de La Pampa.

Toda su obra está circunscripta únicamente a su ámbito laboral. Cultivador de un bajo perfil, nunca estuvo integrado a clubes fotográficos, publicaciones o exhibiciones. Tampoco formaba parte de esas típicas tribus urbanas en que la gente tiende a integrarse por oficios o profesiones. De hecho, al decir de sus familiares, luego de jubilarse, en 1971, no mostró mayor interés por la cámara, a la que apenas le daba un restringido uso familiar.

Sin embargo, Dacal fue un excelente fotógrafo, de una precisión envidiable.

Revisando sus negativos se descubre que había alcanzado un grado altísimo de efectividad: entre más de mil fotogramas revisados es una rareza encontrar alguno fuera de foco o mal encuadrado, tampoco hay repeticiones de tomas, de esas que los fotógrafos suelen hacer “para asegurar”. No hay películas mal reveladas, todo el material está en perfecto estado de conservación gracias a la meticulosidad con que fue procesado y archivado por él mismo. Durante sus años como fotógrafo de gobierno, utilizó cámaras de formato medio, a pesar de que a mediados de la década del ’60 la película de 35 mm. ya era muy popular. Sus mayores logros se sustentan en la calidad técnica de las tomas y muchas de sus fotografías, al margen de la temática institucional, son de una belleza estética admirable.

Si bien su actividad oficial se desarrolló en apenas seis años, le tocó ser testigo directo de una de las más convulsionadas etapas de la historia, la que se reflejó también en La Pampa.

La llamada “Revolución Argentina”, que derrocara a Arturo Ilia y en la provincia interrumpiera la gobernación de Amit, lo encontró en primera fila de los acontecimientos.

Dacal registró el primer acto oficial de gobierno del Interventor Federal en 1966.

En ese acto, y con la presencia del nuevo gabinete, se bajó el escudo de La Pampa para

entronizar un crucifijo en el despacho privado del gobernador.

Después vinieron otros hechos y personajes, desde la visita del general Julio Alsogaray hasta el mismo Onganía, sin obviar las leyendas locales, como Federico Gonzani, con quien compartió varios viajes por el interior de la provincia, incluso la recordada noche de la Fiesta del Trigo en Castex de 1969.

Entre ellos y él, interpuso su eficaz cámara Rollei.

La compra del Parque Luro, la construcción del Puente Dique de 25 de Mayo, el primer embarque de petróleo producido en la provincia y el tan absurdo como gigantesco monumento a Kennedy en Quemú son algunos de los eventos históricos que entraron en forma de luz a la cámara de Dacal.

De las cuatro gestiones que vio pasar, el Dr. Amit, el coronel Granada, el capitán de navío González y el contralmirante Guozden, fue éste último –y su gabinete- el más fotografiado. Amit fue derrocado al poco tiempo de llegar Dacal a la oficina de Prensa, luego pasaron fugazmente un par de interventores (incluso un ministro, Mario de Campos, con un efímero gobierno de cinco días) hasta la llegada de Guozden, que se mantuvo por casi cinco años.

Esta producción fotográfica, a la que debe considerarse como obra individual sin que por eso la apartemos del contexto laboral en que fue realizada, cumple con un doble propósito: el registro histórico en primera fila de los acontecimientos y un impecable tratamiento técnico de las imágenes. Más allá del testimonio gráfico, también hay un hombre que merece ser él mismo parte de la historia de la fotografía en La Pampa.

El rompecabezas de los años ’60 seguirá siendo un tema recurrente de investigadores e historiadores que tratarán de desmenuzar y comprender una época compleja y convulsionada. Y ahí vendrá Manuel Dacal, con su bolso de cuero, su paso tranquilo y su Rollei colgada al cuello.

Manuel Dacal falleció en Santa Rosa en 1998, a los 77 años de edad.

Autor: Roberto Joaquín Rodríguez – 2004

Anuncios